La siniestralidad laboral sigue aumentando.....

Desde UPyD Parla lamentamos profundamente este accidente de trabajo, al que se suman ya 76 personas en lo que va de año.
Creemos que ir a trabajar y volver sano y salvo no es una cuestión de buena o mala suerte, es una cuestión de que tanto, empresario como trabajador, crean que La Prevención de Riesgos Laborales es algo necesario al igual que lo son otras muchas cosas que nadie se plantea si hacer o no, tales como abrigarse en invierno o ponerse de manga corta en verano. Evidentemente no es tan sencillo como esto, ¡ojalá! ya que en la mayoría de los casos el empresario no facilita los Equipos de Protección Individual (EPI´s) necesarios para el desarrollo de la actividad diaria y en otros tantos el trabajador ve en ellos un engorro y no los usa argumentando que “son muchos años en el tajo y además yo tengo cuidado”. Pues por mucho cuidado que uno le ponga lo que está claro es que cada vez aumentan los accidentes y en la mayoría de los casos el resultado hubiera sido una lesión leve, en lugar de la muerte.
Elena Delgado
Comunicación y Prensa
UPyD Parla

Un obrero sin arnés muere al caer del tejado de una casa, en Parla
(El País) JAVIER S. DEL MORAL - Parla - 24/07/2008

El tajo se cobró, en la tarde de ayer, una nueva víctima mortal y ya suman 76 en lo que va de año. La última muerte fue la de M. S., de 32 años y nacionalidad ucrania, que falleció al caer desde el tejado de un bloque de viviendas, ubicado en el número 43 de la calle de Humanes, en Parla.
El fallecido trabajaba en las obras de sustitución del tejado del edificio, de cuatro plantas, junto a otros dos compatriotas. La obra había sido encargada por la comunidad de propietarios a una pequeña empresa de Parla. "No llevaba arnés ni nada. Iba a coger un cubo de agua y se ha escurrido y ha caído al patio", explicaba ayer por la tarde Mustafá, un joven vecino de la planta baja del bloque que presenció la el accidente.
En la caída, desde una altura de unos 15 metros, el hombre se fue golpeando con las cuerdas de los tendederos de las viviendas, hasta que chocó con el suelo. El fuerte impacto lo mató en el acto. Eran las 17.15.
"Había mucha sangre"
"Tenía la cabeza abierta y había mucha sangre. Era muy fuerte. Sus dos compañeros lo vieron todo, y no hacían más que llorar", contaba Mustafá.
Los vecinos alertaron inmediatamente a la policía y decidieron cubrir el cadáver con una sábana hasta que se lo llevaran los servicios funerarios.
El Cuerpo Nacional de Policía tomó ayer declaración a los otros dos trabajadores de la obra, así como al dueño de la empresa para la que trabajaban, y al presidente de la comunidad de propietarios. La policía investiga si los empleados tenían contrato, así como las medidas de seguridad con las que contaban.
El accidente dejó ayer conmocionados a los residentes de de la casa. Los vecinos calificaron de "nulas" las medidas de seguridad de la obra. Dudaban incluso de que alguno de los obreros tuviera los papeles en regla, extremo que no fue confirmado ayer por la policía. "Llevaban sólo unas semanas trabajando aquí. Venían por la mañana y se marchaban por la tarde. Casi ni hablaban español", explicó ayer Eulogio, presidente de la comunidad, tras pasar por la comisaría.
El obrero muerto vivía junto a su mujer en el municipio de Parla. Tenía tres hijos de corta edad, que permanecen aún en Ucrania junto con unos familiares, según indicaron fuentes de la investigación.

1 comentario:

Fantômas dijo...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás. Y de paso si querés intercambiamos enlaces.

The Rooter

Un abrazo.